Cómo hacer home office y cuidar a tu bebé sin morir en el intento

Estamos viviendo una de las situaciones históricas que ha generado mayor impacto en todos los sentidos. Hoy, gracias a la pandemia provocada por el COVID-19, muchas madres y padres debemos trabajar en casa, pero al mismo tiempo atender las necesidades de nuestros hijos, en mi caso particular, una bebé de 9 meses. Sólo existen 2 maneras de verlo: como algo que queremos que acabe lo más pronto posible o buscar la manera, no de sobrevivir, sino de aprender y disfrutar esta etapa.

Muchos dirán que la clave del home office es separar las cosas, tener un espacio exclusivo para tus actividades laborales y trabajar en horarios, como si estuvieras en una oficina, pero cuando tienes un bebé en casa eso no es fácil, y menos si está en una etapa en la que no se quiere despegar de ti, no hay una fórmula exacta para hacerlo todo y no caer en la locura, así que compartiré algunos consejos para lograrlo, según mi experiencia:

Nuevas rutinas

Seguramente dirás que es imposible desarrollar rutinas de trabajo con tu bebé pero no te has dado cuenta que desde su nacimiento ya tienen una: el horario de alimentación y siestas, mientras crecen estos tiempos cambian pero surgen otras actividades como los gimnasios estimulantes, que puedes poner en su día a día ya que ayudarán a su desarrollo y a que tú tengas tiempo para avanzar con tus pendientes.

Cada instante vale

Ya sea las siestas de tu bebé, poner música que le gusta o simplemente momentos de tranquilidad en los que descubre sus manos, pies o juguetes son excelentes para trabajar, ¡aprovéchalos!

#QuédateCerca

Si a tu bebé le encanta estar contigo entonces mantente cerca, la mitad de mi comedor es mi escritorio y pongo una colchoneta en el piso para poder estar siempre a un lado de mi bebé, cada determinado tiempo me tomo un espacio para jugar con ella, así se queda tranquila y sabe que nunca la abandono.

Trabajo en Equipo

Por último, pero no menos importante, busca siempre trabajar en equipo con tu pareja, ambos necesitan terminar con sus pendientes del día, apóyense y tendrán excelente rendimiento sin que uno se canse más que el otro, sobre todo porque habrá veces en las que la madrugada será el momento de avanzar.

No olvides leer y compartir esta información, seguro algún papá o mamá en el mundo digital te lo va a agradecer.

Emmy Ayvar

Hacemos cosas increíbles