¿Cómo sobresalir en el mar de contenido digital?

La pandemia llegó para revolucionar no sólo la forma en la que vivimos, sino también la forma en la que interactuamos, adquirimos y consumimos productos y servicios en nuestro día a día, y ¿cómo sobresalir en el mar de contenido digital? Es, quizás, una de las preguntas que empresas y empresarios deberían hacerse en este momento.

Más que enfocarnos en la desgracia y pérdida que todo el tema del COVID19 representa en la economía y seguridad mundial, hay un detalle importante que no muchos se han cuestionado: La pandemia obligó a muchas personas que no eran nativos digitales, a sentir un desahogo o una presión por estar y vivir a través de las redes sociales y plataformas digitales, personas que antes estaban simplemente negados a hacerlo. Contrario a todo lo que ocurre con el comportamiento de un consumidor millennial, la nueva adquisición de los renegados digitales, por llamarlos de alguna manera, debería ser un nuevo mercado al que las empresas y productos deberían enfocar sus campañas publicitarias.

Cómo crear buen contenido digital

Cómo crear buen contenido digital

Las plataformas digitales ayudaron a acercar a las marcas con su audiencia, pero las estrategias y comunicación obsoleta los aleja de un posible diálogo con sus clientes potenciales. ¿Qué estás haciendo diferente para poder llegar a ellos?

Para impulsar tu negocio de forma diferente, podrías plantearte el siguiente panorama: Una gran parte de la población está en sus casas, viviendo una situación que los lleva a tomar decisiones desde la seguridad de sus hogares, a su disposición está el Internet las 24 horas y sus necesidades diarias, básicas o no, se deben satisfacer; por eso, aquí te damos unos tips para acercarte a esas audiencias de manera más exitosa.

Que tu comunicación no se base sólo en tu producto.

Cuando una marca se enfoca en hablar sólo de sí misma se vuelve un monólogo y no un diálogo. Te conviertes en la tía soltera, de 95 años, que está en una esquina de la casa, tejiendo y susurrando cosas a la que nadie presta atención.

Identifica a tu público objetivo

¿A quién quieres venderle? La respuesta de cualquier empresario podría ser “a todo el mundo”, y no. Las personas tienen necesidades y deseos particulares que podrían regir sus acciones. Hablarle a todo el mundo sería estar en un bosque, inmenso, con un megáfono tratando de ver si hay vida alienígena.

Sé el dios con tu marca.

Entra al ADN y modifica a tu favor eso que podría resultar agradable a los ojos de los demás. Tomar en cuenta temas como la psicología del color, elementos gráficos, el diseño de un buen logotipo y un gran empaque hará que tu producto sobresalga y esto, a la hora de exponerlo en el mundo digital, facilitará la buena aceptación de la audiencia a la que le estés hablando. La importancia del diseño en el proceso creativo es vital para que tu marca sea un caso de éxito.

Juega con tu contenido y haz brillar tu producto

Encuentra detalles que hagan de tu marca algo diferente. Por ejemplo hacer las cosas de forma divertida. Según HotSuite, una de las plataformas líderes en la medición de data en redes sociales, para finales de enero de 2020 Facebook contaba con 2,449 millones de usuarios, Youtube con 2,000 e Instagram con 1,000. Esto se traduce a que no sólo tienes que sobresalir ante el mar de contenido que publican las marcas, sino a todo lo que comparten y generan los mismo usuarios, así que jugar con tu contenido está permitido… Tenga, aquí está su meme, claro, nada con exceso- “Giño giño”.

En la unión está la fuerza. 

Genera alianza con otras marcas que tengan los mismo ideales que la tuya y con las cuales puedas hacer sinergia. De esta forma podrás aprovechar la audiencia cautiva en las redes sociales de estos y tener exposición de forma orgánica en otras audiencias. La inversión versus retorno valdrá la pena.

No eres tu marca o producto. 

El gusto personal es tan subjetivo que muchas veces una estrategia de posicionamiento en redes sociales no funciona porque está basada en el gusto del cliente. El contenido y tono con el que está hecho debería siempre apelar a la ponderación del usuario final. Es por ello que te sugerimos pensar en el comportamiento de tu posible comprador. Interésate en crear contenido de valor para ese usuario, esto te ayudará a convertirte en un referente para la industria.

Establece objetivos a conseguir con una estrategia integral.

Vender, vender, vender no es un objetivo, el cómo llevarás a que la audiencia adquiera ese producto sí. Genera empatía entre la audiencia con contenido que ellos quieran compartir para lograr que tu marca se viralice de forma orgánica. Empieza desde cero, ¿hay una historia detrás de tu marca o producto?, cuéntasela a tus posibles compradores. Una vez que te conozcan, enfócate en vender siempre resaltando las cualidades de tu marca, persuadiendo de forma sencilla que te compren sin tener que decirlo.

Que tu contenido genere algún tipo de reacción.

Los seres humanos están regidos por sentimientos: Alegría, tristeza, felicidad, nostalgia, etc. Ve más allá del contenido convencional y diles a tus usuarios cómo tu producto cambiará su vida. Que tu marca sea el mejor storyteller de la bolita del mundo.

Crea una marca o empresa con gran interés en la gente y responsabilidad social.

Cuando tu marca se sume y apoye temas sociales como la deforestación, la desigualdad en comunidades vulnerables u otra que involucre de forma directa a alguna organización sin fines de lucro o lucha social, tu audiencia sentirá respeto y empatía hacia tu marca. Al consumirla sentirán que forman parte de una causa social y lo mejor de todo es que estas acciones son deducibles de impuestos.

Si eres una empresa con una larga trayectoria y quieres migrar al ecosistema digital, preocúpate también por integrar a todo tu equipo, ellos te ayudarán a ser el primer filtro de todo eso que debe tener tu marca para exponerlo en redes sociales. La tranformación digital para tu negocio es uno de los ingredientes que debes tomar en consideración.

Y sobre todo, si no sabes por dónde empezar, buscar manos expertas podría acortar el trayecto que tu marca debe de recorrer para llegar a tu objetivo final. Si eras un renegado digital y llegaste hasta aquí, bienvenido al lado oscuro, o luminoso según lo quieras ver. Que la fuerza te acompañe.

Natanael Parra

Hacemos cosas increíbles