Kaizen: el método japonés con el que lograrás todos tus objetivos

"Las grandes cosas se logran mediante una serie de pequeñas cosas juntas".

Empezó un nuevo año y con esto, la mayoría de nosotros tenemos en mente lograr grandes objetivos. Ya sea incorporar un hábito que podría cambiar nuestra vida o conseguir un objetivo muy grande, pero qué pasa, las ideas demasiado ambiciosas siempre nos llenan de incertidumbre, miedo, además requieren demasiado esfuerzo y fuerza de voluntad. Después de pensar en esto y todos los pasos requeridos para lograrlo, es natural sentirnos desalentados y terminar convenciéndonos que tal vez no valga la pena tanto esfuerzo.

Pero no te preocupes, no sólo somos tú y yo, cuánta gente se apunta al gimnasio, va una semana y nunca vuelve, cuánta gente empieza una dieta cada semana. Pero, ¿qué pasaría si pudiéramos hacer un cambio importante dando pasos menores? Resulta que esforzarse por hacer solamente un poco cada día es una excelente manera de hacer mucho.

Déjame contarte, hace algún tiempo estaba buscando algunos consejos para mejorar mis hábitos diarios y me encontré con esta interesante filosofía llamada “Kaizen”. Si tú como yo te encuentras familiarizado con algunas metodologías seguro ya habías escuchado de ella y si bien es conocida como una filosofía de gestión, en realidad es mucho más.

¿Qué es la filosofía Kaizen?

La filosofía Kaizen fusiona dos términos japoneses Kai (bueno) y Zen (cambio). La traducción simplificada del término es equivalente a la frase "cambiar para mejor". Se centra en la creencia de que la "mejora continua" puede generar mejores resultados. 

Con Kaizen, establecemos pequeñas metas para lograr las grandes. En lugar de intentar hacer un cambio grande de una vez, realizamos una serie de pequeños cambios que nos ayudan a establecer el camino hacia la meta deseada.

Algo de historia 

Kaizen surge como consecuencia de la II Guerra Mundial. Después de su derrota, Japón sufrió la ocupación norteamericana, la cual tenía como objetivo principal impedir que Japón se convirtiera nuevamente en una amenaza para su seguridad. En aquel momento el país no contaba con recursos naturales o bienes en capital ya que había quedado devastados después de las dos bombas atómicas. Tampoco poseían un estado anímico decente tras haber perdido su imperio. Si bien tenían claro las circunstancias en las que se encontraban, también estaban conscientes de lo que poseían y eso era, una sociedad con conocimiento, determinación y capital humano.

De ahí surgen dos claves adoptadas por el Sistema de control de Producción de Toyota en aquella época “mejorar el proceso y mejorar la mejora”. Cabe mencionar que cuando Toyota comenzó a utilizar estos principios del Kaizen, simplemente intentaba restaurar las operaciones después del infortunio vivido. Sin embargo, sus metodologías de gestión resultaron tan buenas y su mejora fue tan gradual que transformaron a Toyota en la marca de automóviles líder en el mundo y al país en una de las potencias mundiales en la actualidad.

Más tarde, Masaki Imai introdujo el término Kaizen después de realizar un extenso análisis de datos y evaluaciones sobre los principios de productividad. Dedicó su vida a comprender la filosofía Kaizen y también fundó el Instituto Kaizen.

¿Cómo empezar?

Pues al menos dando un paso a la vez, no suena tan difícil ¿no? y no lo es, solo necesitas decisión, porque será mucho más fácil que cuando te propones un cambio muy radical. 

Después construiremos pequeños hábitos, el propósito de estos mini-hábitos es eliminar la resistencia que sentimos a la hora de comenzar una tarea difícil (o que consume mucho tiempo).

Por ejemplo, en lugar de establecer la meta de correr durante una hora, mentalízate que sólo correrás durante un minuto. Luego, al día siguiente, auméntalo un poco. Continúa haciendo pequeños aumentos en tu objetivo hasta que, finalmente, estés corriendo durante una hora.

Pero si perder peso es tu objetivo, y pongo este ejemplo porque para muchos este tema es un verdadero dolor de cabeza. Perder kilos no requiere únicamente de hacer ejercicio, sino también de una dieta adecuada. Y si a esto le añades que la meta sea bajar 20 kilos, pues esto ya suena demasiado aterrador. 

Entonces empieza por cambiar esa mentalidad y proponte bajar un kilo a la vez, céntrate en esa meta y trabaja para lograrla. Tendrás que crear una rutina más sana que implica pequeños cambios de hábitos como tomar más agua, hacer una caminata diaria y mejorar la alimentación. Cuando esa meta se cumpla, trabaja por bajar el siguiente kilo y de acuerdo a tus buenos resultados, ve exigiéndote un poco más y un poco más.

En otras palabras, la forma más simple y efectiva de crear un cambio duradero es crear una meta que puede parecer demasiado fácil de cumplir, pero también es tan fácil que puede hacerlo de manera constante.

Cada cambio incremental puede ser igualmente simple, pero a largo plazo, los pequeños cambios se sumarán a un cambio de vida positivo.

5 pasos para aplicar Kaizen a la vida cotidiana.

Muchas empresas adoptan la filosofía Kaizen siguiendo las 5 tomado del sistema. 

Seiri = Eliminar

Es un proceso de eliminación o dejar de lado lo innecesario. Es hacer un esfuerzo analítico para identificar lo que realmente necesitamos y separarlo de aquellas cosas que únicamente ocupan espacio. Después de clasificar, debemos desechar todo lo que no usa.

Esto no sólo se refiere a lo material sino también a nuestro tiempo, nuestros malos hábitos y por supuesto nuestros pensamientos negativos.

Un criterio establecido para saber si el objeto es importante o no, es preguntarte cuándo lo usaste por última vez. Si no lo has usado en un año, es hora de tirarlo.

Puedes identificar tareas inútiles y tareas que consumen mucho tiempo dentro de su rutina diaria. Una vez que reconozca estas tareas, reemplázalas con algo significativo.

Cuando comenzó la pandemia noté que pasaba muchas horas en redes sociales revisando actualizaciones acerca de la pandemia. Debido a esto, desperdiciaba mucho tiempo viendo fake News que finalmente me hacían sentir más confundida y estresada. No se trata de no mantenerte informado, sino de elegir información confiable que valga la pena ser vista. 

Te recomiendo leer este artículo El método minimalista que te hará más productivo, trae excelentes consejos para mejorar la manera en la que consumes las redes sociales.

Seiton = Organizar

Llegamos al proceso de organizar y recuerda, la habilidad de organizar va de la mano con la productividad y la eficiencia. 

Por ejemplo, organizar todo nuestro espacio de trabajo para no perder tiempo, ni energía buscando algo específico. Los japoneses creen que una manera correcta de hacer esto, es dándole un lugar a cada cosa. ¿Suena lógico no?, nunca perderás un archivo importante, si este se encuentra en una carpeta de archivos importantes.

Si eres de las personas que les cuesta trabajo organizar o no tienes idea de cómo hacerlo, una buena idea es revisar los videos de Marie Kondo. Esta mujer es una maravilla, te enseña paso a paso cómo separar, organizar y finalmente desechar los objetos que ya no te generan alegría y darles las gracias por el tiempo prestado a tu servicio. Según los expertos en salud un lugar limpio ayuda a aumentar tu concentración. 

No sé tú, pero a mi también me genera paz mental…

Seiso = Limpiar

Qué caso tendría organizar, si no limpiamos también. La idea es eliminar toda la suciedad existente para poder lograr un espacio impecable. Lo más importante aquí es identificar qué ensucia el lugar y eliminarlo.

Esto es un esfuerzo proactivo para mantener limpio y ordenado nuestro espacio de trabajo, nuestro hogar y, por supuesto, nuestra mente. Puede implicar tareas rutinarias como trapear, quitar el polvo, etc. O puedes aplicarlo a la salud, haciendo una pequeña rutina de relajación después del trabajo, eligiendo alimentos saludables.

Si ya leíste el artículo Cuerpo, mente y alma en tiempos de cuarentena pues apreciar que cuidar la mente y el alma, es igual de valioso como cuidar nuestra salud. Limpiar nuestra mente de pensamientos negativos, hará que no perdamos el enfoque sobre las cosas razonablemente buenas que están presentes en nuestras vidas.

La finalidad es ayudarnos a mantener un equilibrio ideal entre el trabajo y la vida. Este método nos ayudará a eliminar los hábitos no saludables y las actividades que agotan la mente. 

Seiketsu = Establecer un estándar

Como sabemos, un estándar es un punto de referencia o un patrón a seguir. Estos estándares pueden involucrar horarios, listas, etc. En esencia, aquí es donde tomamos las tres herramientas anteriores (Seiri, Seiton, Seiso), las aplicamos todos los días y establecemos estándares de sobre cómo y cuándo se realizaremos estas tareas. 

Podemos utilizar esta estrategia para seleccionar mejor a las personas con las que nos relacionamos. Recuerda que evitar personas que obstaculicen tu progreso, te ayudará a hacer espacio para relaciones significativas y empiezas ocupar tu mente en pasatiempos estimulantes. 

Shitsuke = Mantener una disciplina

Por último, pero no menos importante, llegamos a la disciplina. Pero es este punto es relevante mencionar a uno de sus enemigos más poderoso llamado “procrastinación”.

La “procrastinación” que es un término elegante para decir que nos gusta posponer las cosas hasta el último momento. Se nutre de excusas perezosas y mal humor. 

Si somos presa fácil de las quejas diarias y de pensamientos negativos, nunca tendremos la posibilidad de pensar en correr riesgos. Si somos personas ocupadas con pensamientos irracionales, sin notarlo ya construimos obstáculos inalcanzables que te impiden tener éxito.

Ser disciplinado te facilita el camino, te hace ser una persona constante y dominar esos impulsos innecesarios que obstaculizan el camino hacia tu meta. Tal como menciona artículo Resultados de cinco estrellas somos lo que hacemos repetidamente.

No es el tamaño del cambio en el momento lo que importa, sino cuánto crecimiento sostenible podemos logar a largo plazo.

Conclusión

Tanto los buenos hábitos como los malos, siempre se verán reflejados en tu trabajo, en tus relaciones y en tu salud. Haz que ellos reflejen lo que realmente te gustaría que reflejaran. Deja una buena impresión en las personas que están a tu alrededor y sobre todo impresiónate a ti mismo logrando todo lo que te propongas y cada día siendo una mejor versión de ti mismo. Haz cosas increíbles con dinkbit.

¡Hasta pronto!


Yuridia Silvan
Yuridia Silvan

Yuridia Silvan

iOS Developer

Apasionada del orden, el café y los viajes. Amigable, empática y adaptable. La admiración y respeto que siempre sentí por los desarrolladores, mi gusto por el diseño y mi experiencia en TI, me llevaron hace poco a descubrir el mundo del desarrollo de las aplicaciones móviles y aunque es un camino muy retador, la satisfacción es infinita al ver reflejado tu trabajo.

__

"Todo lo que quieres está del otro lado del miedo"