Nueva normalidad, nuevas formas de consumo

Recuerdo la primera vez que compré en un portal como Amazon o Mercadolibre, sentía emoción a la vez que temor,  ya que para mí, consumir de esta forma era algo totalmente desconocido; no sabía si me iban a estafar o me iba a llegar un producto incorrecto, al no tener ningún inconsciente me convertí en un ávido consumidor en línea. 

Han pasado varios años desde aquella experiencia y ahora es algo tan común como ir a la tienda por unas papas, sólo que aún más fácil,  ya que ni siquiera tengo que salir de mi hogar para realizarlo, basta con tener conexión a Internet para comenzar a consumir a través de algún portal de ventas.

Algo que para mí ( y para muchos de ustedes que quizá estén leyendo esto) es sumamente ordinario hoy, pero para gran parte de personas era algo completamente desconocido o lo veían como algo innecesario, ya que preferían esa interacción cliente vendedor, donde podían ver el producto que recibían.

Sin embargo, a partir del confinamiento por la pandemia que vivimos, muchas personas se vieron volcadas a tener que comprar desde sus insumos hasta productos en general a través de comercios electrónicos, esto provocó un incremento del 40% en ventas en línea de acuerdo a Investigación, Consumo y Telecomunicaciones de la International Data Corporation (IDC), esto es un 10% más del que se tenía previsto que incrementará en el año. 

Este cambio de paradigma de consumo ha hecho que las personas que nunca habían hecho compras en línea o nunca habían querido hacerlas, se hayan visto forzados a realizarlas. Incluso los que consumimos regularmente cosas en línea añadimos a esta lista insumos perecederos que antes acostumbramos a consumir en una tienda física.

Algo que destacar de este incremento y cambio en nuestros patrones de consumo es que una vez terminada la pandemia, y dado de alta la cuarentena, estas personas que no acostumbraban a comprar en línea,  seguirán haciéndolo, lo que propiciará que se mejore, fortalezca y haya más opciones en el comercio electrónico en México.

En conclusión, a pesar de que la mayoría de los consumidores en línea ya eran habituales, ha habido un incremento importante de estos, pues a causa de la pandemia  ha cambiado la manera en la que estábamos acostumbrados a consumir productos desde básicos hasta los de entretenimiento.

Si tu negocio aún no cuenta con una opción de venta en línea, es el momento de aprovechar el cambio y dar a tus clientes un servicio intuitivo, fácil y confiable. En dinkbit podemos ayudarte a lograrlo desde la creación de tu tienda en línea hasta tu estrategia de marketing digital.  

Xabier Hernandez

Hacemos cosas increíbles